viernes, 20 de junio de 2014

Crónicas de Guaribe:MARÍA ROSA PARAO, SUS RELATOS Y LA CONTROVERSIA DEL APELLIDO

Crónicas de Guaribe
Msc. Soraya González Rojas
Correo electrónico Gabana64@hotmail.com

MARÍA ROSA PARAO, SUS RELATOS Y LA CONTROVERSIA DEL APELLIDO

     María Rosa Parao, nació en San José de la Montaña (Estado Miranda) de Río Grande para arriba,   el día 01 de octubre del año 1914, hija de Inés Campo (Hijo de Rosa Campo) y de Lucía Parao (Hija de Anita Parao y Pedro Rojas).      Ella decía textualmente: “Semos Parao- todos de San José” y aclaraba que el apellido no es Parada sino Parao, y así lo decía también su tío Sotero Parao, quien indicaba que parada era una parada de autobuses y por eso su apellido es Parao- lo explicaba con mucho énfasis y fuerza en su voz-. María Rosa Parao tuvo como compañero al Sr. José Moreno, de esta unión nacieron diez hijos. Trabajadora del campo desde muy temprana edad. Tenía un conuco en donde sembraba yuca, luego con esta yuca hacia cazabe y bajaba de San José con 8 burros cargados  a venderlos aquí en Guaribe. También sacaba ñame y mapuey y los colocaba  en el pueblo.
 En entrevista realizada nos narró que le gustaba el canto de negro y que ella también aprendió a cantar. La señora María Rosa era una mujer de rasgos indígenas, de pelo liso y blanco, con una expresión de firmeza en su rostro y una voz  de temple que reflejaba lo que fue su vida “una mujer  embraguetada para el trabajo rudo de campo. Toda su vida tuvo su conuco,  lo cuidaba y lo limpiaba a machete, a veces se llevaba su viandita de comida y era tanto lo que trabajaba que se le olvidaba comer y así pasaba el día sin nada en el estómago, dedicada solo al trabajo.   En esta entrevista, nos narró algunas anécdotas de sus hijos y las más curiosa de ellas, es la de su hijo Juan Parada, el cual lo parió en su yucal; Cuando estaba en el conuco y fue a alar un palo de yuca que había cortado con su machete,  ya estaba en espera de su hijo, dice que él no aguantó a que ella saliera ni siquiera a la carretera y nació allí mismo, se lo montó en su camisón, caminó hasta la casa y cuando llego,  su hija Adelina que estaba muy pequeña,  se asombró,  y al verla  llamo a su tía María Moreno que vivía cerca y además era partera. Dice exactamente que Adelina su hija, llama a su tía bien duro, y la tía dijo: ¡escucha la muchachita está gritando!   ¿Qué será Dios mío? ¿Será que Rosa no está ahí? Y se vino para la casa. Cuando venía por el camino la muchachita la encontró y le dijo: Tía le estaba gritando porque mi mamá se fue pal’ conuco y trajo un muchachito. ¿Un muchachito?,  ¡Si un muchachito chiquitico!. La señora María al verla se sorprendió, inmediatamente le atendió,  le cortó el cordón umbilical al niño,  lo limpió,  lo bañó y lo acomodó. Dice la señora María Rosa Parao,  que por eso el señor Juan Parada  es así, no lo para nada y es bien terrible.-  Durante sus últimos años vivió en Guaribe en casa  de su hija Carmen Julia Parada, se vino del Cedro porque vivía sólita; y nos contó  que una noche alguien la asustó dándole un golpe en la cara, prendió las luces no vio nada y allí dijo paticas pa’que te tengo,  como dice tío conejo cuando está en peligro. Y sin traer ropa ni más nada sé vino. Y de esta misma manera nosotros también quedamos prendados de esta agradable señora, de contextura fuerte, de voz sonora y firme, chistosa y muy orgullosa de haber levantado a su familia con su propio esfuerzo y trabajo rudo.

Falleció en San José de Guaribe el día 15 de julio del año 2012.
Saludos y bendiciones para María Rosa Parao en donde quiera que esté.













BIBLIOTECA PÚBLICA DE GUARDATINAJAS PRONTO ABRIRÁ SUS PUERTAS A LA COMUNIDAD

Prensa.- RBPG Calabozo  Representantes de la Red de Biblioteca Pública de Guárico  en Calabozo, Licenciada Lisbeth Marcano y el Licencia...