lunes, 13 de mayo de 2019

RELATOS GUARIBEROS: ADOLFO CASTRO

Prensa.-RBPEG. Soraya González Rojas. Cronista Oficial Municipal

ADOLFO CASTRO

    Con el típico modo de ser de hombre mirandino, nos tropezamos con Adolfo Castro por las calles de San José de Guaribe. Cargado de cuentos, historias de su vida, paletas, cucharas y tenedores de madera, bateas de todos los tamaños, morteritos y un sin fin de piezas utilitarias que elabora  con toda la paciencia y el cariño del mundo.

    El señor Adolfo,  nació en Ocumare del Tuy un 08 de agosto del año 1936, hijo de María Cristina Castro y Juan de la Rosa Correa.  Desde temprana edad,  sintió curiosidad por dedicarse a trabajar con la artesanía y  fue un buen día, cuando apenas contaba con ocho años, que viendo al señor Pistro Castro, quie era  su tio materno, trabajar la madera, por iniciativa propia, se puso con  un cuchillito pequeño y una navajita, a  labrar un trozo de palo seco del cual logró hacer un piloncito pequeño, fue tanta la alegría que sintió, que desde allí se dedicó a elaborar una serie de piezas utilitarias, y convirtió esta habilidad en un modo de ganarse la vida. Dentro de las piezas que se destaca elaborando, tenemos los trapiches, los cuales además utiliza para sacar jugo de caña, bateas, labra totumas, hace piezas decorativas y es muy famoso por los cucharones de madera de gran tamaño, los cuales son ideales para servir grandes cantidades de sopa.

     Con su característica risa y agradable conversar, nos comenta que también es curandero natural, y durante mucho tiempo, se ha dedicado a curar enfermedades comunes de la región como lo son: mal de ojos, fiebres altas, parasitos, picaduras de alacranes, mordeduras de culebras, le reza a los niños asustados que no pueden dormir por la noche, entre otras cosas. Todas estas facultades, las aprendió en las tierras mirandinas de donde es oriundo.

    Hombre alto, delgado, de rasgos afrodescendientes bien marcados, de temple, ojos grandes y expresivos, muy conversador y con una gracia peculiar al echar sus cuentos. De esta forma nos comenta que se siente orgulloso de ser artesano y que siempre está dispuesto a enseñar a quien desee aprender este bello arte u oficio. De igual forma manifiesta, que pone fe y esperanza en todo lo que realiza y así, logra el éxito en cada actividad que desarrolla. Le agrada participar en las ferias artesanales que se realizan en nuestro pueblo, cosa que le permite darse a conocer, vender sus artículos y además para el año 2001 ganó el tercer lugar en el marco de las XVIII Ferias Artesanales de la localidad. Mi espeto para usted Sr Castro.

    

BIBLIOTECA PÚBLICA DE GUARDATINAJAS PRONTO ABRIRÁ SUS PUERTAS A LA COMUNIDAD

Prensa.- RBPG Calabozo  Representantes de la Red de Biblioteca Pública de Guárico  en Calabozo, Licenciada Lisbeth Marcano y el Licencia...